martes, septiembre 05, 2006

VOLVER

Señoras y señores: Comienza un nuevo curso y he vuelto. Muy buenas tardes, noches o lo que sea a todos. ¿Que tal les fueron las vacaciones? Sí, lo se, supongo que no quieren hablar de ello... Creanme, les comprendo, llevo 48 horas embobada mirando las fotos que me hice durante el mes de agosto.

En fin, el caso es que ya estoy aquí. No hay vuelta atrás. No sirve de nada pensar: ¡Con lo bien que estaba en Cadaqués!. ¿Para que? ¿Para amargarme? La verdad es que hay canciones que últimamente me ponen de mala leche. Parece que las radios lo hacen aposta. Se pasan el día poniendo temitas playeros para deprimirte aún más. Seguro que conocen esa cuyo estribillo dice algo así: "Nanananananana heeeey, nananananaaaaaa."Últimamente los expertos andan como locos buscando desesperados eso que llaman "canción del verano" y han dicho que esta se lleva todas las papeletas para serlo. Sinceramente, con estribillos como este prefiero a Fórmula V con eso que decía: "Eva María se fue buscando el sol en la playaaa", por lo menos tenía algo de sentido. "Nanananananana heeeeey, nanananana" apuesto lo que sea a que a ustedes también les recuerda a una playa. Si Jorgi Dan levantara la cabeza...

¿Que me dicen de la vuelta al cole? Cada bloque de anuncios lo mismo: "Corticoles", "libros de texto", niños correteando felices con uniformes nuevos... ¡Qué bonito lo pintan todo estos publicistas! ¡Te entran ganas de volver a ponerte detrás de un pupitre! ¡Qué alegría! ¡Qué alboroto quiero volver a llevar ese horrible macuto en mi hombro! La verdad, es que los niños son los que viven más felices. Y mientras ellos se ocupan de volver a llenar sus mochilas de bolígrafos de colores y cuadernos con tapas nuevas, sus pobres padres se preparan para aflojar el bolsillo y apretarse el cinturón para no llegar a fin de mes con menos dinero que uno que se está duchando. Pero no se crean que esto de la vuelta al cole afecta solo a los que tienen hijos, los solteros sin vastagos a nuestro cargo nos llevamos la peor parte.

Estás en casa reventado después de una dura jornada laboral cuando de repente te encuentras con uno de los anuncios de la vuelta al cole. Entonces es cuando viene lo realmente duro: comienzas a recordar cuando comprabas los libros con tu madre, los forrabas, los ponías tu nombre en una pegatina hortera de Mickey Mouse... ¡Que tiempos aquellos! Y entonces, cuando estás recordando todo esto es cuando la nostalgia se apodera de tu mente y piensas: ¡Que viejo soy! A veces, la publicidad es cruel, no hay duda.

¿Y la ropa? Los grandes almacenes son los más cucos, no se pierden una y están al quite de todo. Desde finales de agosto ya nos están vendiendo bufandas. Estás a cuarenta grados a la sombra cociendote como un condenado caminando por la calle, buscas un puesto de helados...¿Y que te encuentras? El escaparate de una tienda en el que el maniquí va de ropa hasta las orejas. Dicen que a las fashion victims les gusta eso de ver la ropa de temporada con antelación, pero tanto...

En fin, ya les dejo, mañana me toca otro día de despachos. Hay que currar, si, pero no vivir para ello. La gran mayoría de ustedes deben pasar ocho horas en el tajo para poder llevar un jornal a casa, no les queda otra... Por eso intenten disfrutar al máximo con lo que hacen,apasionense, pero delimiten bien las fronteras entre su vida personal y laboral. ¿Saben porqué? Porque lo mejor está fuera de las paredes de sus respectivos trabajos. Mi pasión se la llevan unos ojos de color extraños que hacen que no me sienta sola allá donde vaya, mis amigos de siempre y la familia que me aguanta. ¿Y las suyas? Descubránlas, tienen tiempo, un nuevo curso acaba de comenzar.

2 comentarios:

dave dijo...

Oleeee!!! En dos palabras: IM-PRESIONANTE. Con el pelo rubio, morena o de lo que sea. Qué agustito te has quedado hoy al volver a tu sitio,eh? Qué fuerza tienes, nena. Lo que te haya pasado te ha sentado de puta madre. Dioxxx! Tienes a la banda embobadita. ¡Menuda reaparición, bonita!Oleee, este va a ser un gran año para ti. Te lo digo, yo, te lo mereces.

Lestat dijo...

Me la han cambiado.Me ha dejado bocas cuando me ha dicho que había descubierto que le molaba hacerle Cola- Caos a su novio (le llama novio, alucina vecina). Quien fuera EL... Los hay con suerte.