miércoles, septiembre 13, 2006

FABRICA DE SUEÑOS

"Dormir y morir... Así termina el sufrimiento"- grita a pleno pulmón uno de los protagonistas de la película Los bajos fondos (1936) del cineasta francés Jean Renoir. ¡Que gran frase! ¡Qué película! y sobre todo ¡Qué buena compañía! Esta tarde he vivido la magia, he sido feliz y todo gracias a mi amiga Eva.

Hemos estado en la Filmoteca, paseando por el viejo Madrid, charlando y tomando cañas. No saben las ganas que tenía de volver a pisar el sitio donde en cierta manera aprendí a soñar: El cine Doré. Cuando llegamos, la sala estaba a rebosar. Muchas personas esperaban a que se corrieran las cortinas y apareciese la gran pantalla para entrar en un mundo paralelo y dejarse llevar por la magia que emana el séptimo arte.

Sueños... ¡Cómo me gusta soñar! Esta tarde lo he hecho junto a Eva, uno de los regalos, que de vez en cuando te hace el destino...¡Qué vida esta! ¡Como cambia! ¿Verdad? Últimamente noto como me estoy limpiando de mi etapa anterior, como evoluciono y lo feliz que soy disfrutando de las pequeñas cosas. (Charlar con John bajo la lluvia pisando las hojas caidas de los árboles ha sido una de las sensaciones más bellas que he experimentado en el día de hoy).

No hacen falta lujos, ni casas, ni coches para ser feliz; lo más valioso de nuestras vidas lo encontramos en los sentimientos puros como el amor de Eva hacia su hija Alba, mi unión hacia John a pesar de la distancia o en la mirada verdosa de mi madre cuando me da un abrazo.

He cambiado bastante, ya no estoy tan ciega, pero me encanta cerrar los ojos de vez en cuando para soñar y comprobar que mis sueños no son los mismos. Hoy me ha quedado una cuenta pendiente,algo que no me ha dado tiempo ha hacer: hablar con el protagonista de mis sueños.

¿Alguna vez han sentido que querían pasar con alguien el resto de sus vidas? No me pregunten porqué, pero hoy al regresar a casa he percibido un extraño nudo en el estómago al pensar en EL que, sin venir a cuento, me ha hecho subir al cielo. Desconocía totalmente aquella sensación, pero a pesar de ello, en el fondo de mi ser sabía que no quería dejar de experimentarla nunca.

La madrugada hace acto de presencia y la brisa fresca del otoño vuelve a acariciarme la cara mientras escribo estas líneas. Le echo de menos. Ojalá estuviera aquí para susurrarle al oído lo importante que es para mi y lo orgullosa que estoy de llevarle conmigo donde quiera que voy... Ya es hora de dormir, les dejo. En un minuto le veré en mis sueños.

"Tengo que hablarte de muchas de cosas. Hoy sin venir a cuento he sentido lo mucho que te quiero"

6 comentarios:

Dave dijo...

No hay palabras. PRECIOSO

Lestat dijo...

Tengo que reconocer que es una pasada el sentimiento, las formas... Todo. "Ya es hora de dormir, les dejo. En un minuto le veré en mis sueños". Has conseguido que en medio de la noche y de mi insomnio se me pongan los pelos de punta.

Garci dijo...

Como siempre lo mas bonito que puedo escuchar a estas horas de la noche ...
Ahora puedo tambien podré ver a ese protagonista de los sueños como lo ves tu, porque casi siempre ninguno nos percatamos y ahí esta ...
Gracias por alegrarnos estas noches sin sueño... no cambies nunca
Abrazos, besos, cuidate y saludos..

Nos vemos en una semanica :D

Erika dijo...

Mala amigaaaa!!! Son las mil y gracias a que escribes a las tantas yo tampoco duermo. Me he leido 4 veces los 3 últimos párrafos. Joder, tia, que de puta madre. Me deja muerta como escribes, no sé si eres mejor periodista que escritora. No se si prensa, radio o televisión. En tu caso no lo se. ¿Sabes porqué? Porque eres una gran comunicadora y mejor persona todavía.

Rubenatrix dijo...

¿Qué cojones hacéis todos aquí a estas horas? Estoy con Kika. Primaaa, cojones a ver si te dejas de tanta prensa escrita (que ya sabemos que te da pasta y tranquilidad) y te vuelves a la radio a deleitarnos con tu voz Kiss Fm¡¡¡ Uaaaaa. Como te sales en radio¡¡¡ ¿No lo extrañas? Bueno, creo que por los horarios horribles esos que tenías ahora estás mejor en la cama.

EL dijo...

TQM,LOKITA.