domingo, mayo 21, 2006

EL PRINCIPITO

Así se llama uno de mis libros favoritos, ese que he leido cientos de veces. Hoy me gustaría compartir con vosotros una historia que (con permiso del autor) lleva el mismo nombre, pero tiene una trama diferente. La primera sorprendida al conocer este relato fue la que lo escribe.

"Cuando la conocí tenía el pelo largo, andaba siempre leyendo bajo los árboles y no paraba de sonreir. Pasaron los años y volví a verla. Llevaba tacones, vaqueros caros, chaquetas de AD y tops ceñidos. Andaba habitualmente con prisa. "Tengo trabajo"- decía. Todas las mañanas caminaba hacia la redacción sola. Era muy, tal vez, demasiado periodista. ¡Por fin había conseguido lo que quería! Un trabajo bueno, una nómina decente y mil viajes para no estar nunca en casa. La conocí en una de esas noches de farándula madrileña que tanto odia. Me habían hablado más de una vez de ella, tenía fama de inaccesible, la llamaban "la Dama de hierro". Salía casi todas las noches, me la encontraba bebiendo Absolut con naranja en la esquina de alguno de los bares de moda de Madrid. Iba de acá para allá corriendo. Era una currante nata que vivía por y para la profesión. Hasta que un frío atardecer de noviembre amaneció con un catete entre las venas. Había petado, no podía más. Fue entonces cuando, metida en su bañera completamente desnuda, con una copa de vino, fumando un cigarrillo y rodeada de velas tomó la decisión que cambiaría su vida. Desconectó el teléfono móvil, tiró las pastillas para dormir y dejó de pernoctar como un vampiro, en aquellas vacías noches que no llevaban a nada. Se cortó el pelo y después se miró al espejo. Sabía que ese camino no era el bueno y decidió romper con todo, tirar por la borda el enorme lastre que cargaba a sus espaldas.

Dejó su "estupendo trabajo", ese que la daba tanto dinero. Fue entonces cuando sufrió. Miraba a su alrededor, se había pasado toda su vida huyendo de "no se qué", pero que apesar de todo, lo positivo es que se había hecho a sí misma, a base de golpes.

Pasaron los meses, comenzó a trabajar en un sitio mucho más pequeño y con peores condiciones. Ya no llevaba tacones, ni gafas de Prada. Era ella, sin nada, solo ella. Tras esos meses de sufrimiento había logrado ganar la guerra contra si misma. Volvía a ser ella: esa que camina con su timidez a cuestas, que se muere por los otros y que no para de sonreir. Fue entonces, cuando se desprendió de todo lo anterior, cuando le conoció. En un principio, ni ella ni él se hicieron mucho caso. Dicen que suele pasar... Un bar, una playa y un beso bastaron para que ella sintiera que quería que su papel en blanco el que tanto había guardado de todos lo emborronara solo él, porque con él puede ser ella misma, ella, nada más. Cuando le conoció, cambió su forma de ver las cosas. Le impresionó su sensatez y esa serenidad que transmite con solo una mirada. Lo mejor de todo, es que él no hizo nada para que esto la sucediera. Una noche, mientras se besaban en una esquina de un bar ella miró hacia atrás y, en medio de la incertidumbre, le dijo algo que para ella valía más que el más sincero de los "te quiero": "Todo lo anterior ha merecido la pena con tal de haber llegado hasta aquí". Él se sorprendió y le contestó: ¿Tú crees?. La última vez que la vi me comentó que estaba tremendamente asustada, que no sabía que tenía,que no podía evitarlo, que esta vez no quería salir corriendo, que iba a ser valiente y se la iba a jugar... La última vez que la vi estaba escribiendo delante de un ordenador: "Si quieres a alguien déjalo libre, si vuelve a ti es tuyo, si no nunca lo fue""

Probablemente, este no sea el típico cuento en el que la princesa vive en un castillo y el príncipe acude para rescatarla de las garras de un malvado villano. Esta historia no es así, aquí la princesa es una de tantas, es una chica que de repente eligió lo que más la hacía persona. Tampoco el príncipe es el clásico de los cuentos de hadas, se trata de un principito que apareció sin pedir permiso y que lucha contra las sombras de los fantasmas de su pasado. Sinceramente, desconozco el final de este relato (no se si habrá lágrimas o sonrisas) por eso no puedo escribir eso de: "Y colorín colorado, este cuento se ha acabado".

11 comentarios:

Garci dijo...

Que preciosidad de historia, me deja con la boca abierta, más o menos es una de las historias que nos han ido pasando a cada uno de nosotros. La verdad es que resulta muy buena porque con el paso del tiempo esa chica que esta indecisa en su futuro verá como su vida irá cambiando poco a poco ya a nivel profesional como a nivel amoroso. Yo le doy un consejo a esa muchachita que lleva esta vida tan a gusto: esta vida, no es la vida que uno vive sino la que una persona recuerda y como la cuenta, porque este cuento es solo el principio del final, un final en el que hay muchos interrogantes (¿alegrias, lágrimas?). Solo hay que dejar que el tiempo pase y estar a gusto con uno mismo, con la persona a la que quieres y las personas que estan siempre a tu lado y no te defraudarán. Bueno, bueno me parece a mi que me puesto un poco meloso pero yo creo que es lo que pienso. Abrazos, besos, cuidate y saludos de tu gran amigo que ha estado contigo apoyandote este fin de semana. YO CONOZCO AL FAMOSO PRINCIPE, je je je je je

Dave dijo...

Joder, Sara, casi me pongo a llorar tía. Hay frases que son auténticamente "De piel para adentro". Me quedo con la de "todo merecio la pena con tal de llegar hasta aquí" o algo así. Esa frase, para los que te concemos y sabemos las que has pasado dice mucho. Garci, ¿Quien es? Que la niña no suelta prenda.

Anónimo dijo...

Princesa de mi propio cuento: Estoy seguro de que todo tendrá un final feliz, porque no te mereces otra cosa. Ayyy... Mi chica preciosa, mucho animo y nada de miedo. Seguro que "el principito" es de pm, porque tú le has elegido. Suerte linda,suerte ojazos, suerte valiente.Cagon la puta... Hay gente con suerte. Que te cuiden mucho.

Un besazo desde las antípodas.

Eva dijo...

Hagan sus APUESTAS ¿COMO VA A ACABAR ESTE TINGLAO? Yo me muero de ganas por saberlo. ¿Y vosotros?

Rubenatrix dijo...

En serio, me he emocionado prima. Es que no se k coño poner. Solamente decirte que lo que has escrito no viene de tus manos, si no de eso tan bonito que tienes en el pecho y que es enorme: el cuore. He leido la columna con mi socia y hemos flipado ambos. "Todo lo anterior ha merecido la pena con tal de haber llegado hasta aquí". Joder, tía pase lo k pase ole tus cojones!!! Esperamos conocer el final pronto.

Dave dijo...

Yo digo que termina debuti.

Garci dijo...

No quiero quitarle la guinda al pasatel, porque si digo quien es, se va todo el gusto a esto que se esta poniendo interesante, pero tambien el final se que sera un final muy muy ...... Tiempo al tiempo y poco muy poco a poco
Ale asi mejor?

Rubenatrix dijo...

Aki ni Dios suelta prenda. ¡Que injusticia! Aki nos conocemos todos...

Lestat dijo...

Gracias por la historia. Hay cada frase que deja loko a más de uno. Yo conocí a aquella que llevaba ropa de AD, esa que era un palitroque envuelto en una nube de humo y que con su esfuerzo nos hizo PERIODISTAS a más de uno. Ahora el que he mandado todo a tomar por culo soy yo, porque también quiero tener una vida.Este blog es cojonudo.

Anónimo dijo...

Greets to the webmaster of this wonderful site. Keep working. Thank you.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.