viernes, agosto 29, 2008

RENUNCIAR A TODO PARA SER FELIZ

En el programa, cada mañana se propone un tema del día para debatir con los oyentes. Hoy el tema del día versaba sobre la siguiente premisa: "Renunciar a todo para ser feliz". La verdad, es que al escuchar ese tema pensé en ÉL y en los sacrificios que ha hecho y hace para estar al lado de la persona que hoy les redacta estas líneas. Reconozco que a veces es complicado permanecer a mi lado, sobre todo, cuando me toca trabajar hasta horas intempestivas durante tiempo ilimitado y bajo un nivel de estrés fuera de lo corriente. El periodismo es así o, al menos, la cara de él que conozco más. Ahora, que gracias a mi nuevo trabajo estoy más tranquila, sigo mirando con cierto recelo aquellos años en los que ÉL tuvo que "abandonar" su empleo como cámara para buscar una vida mejor para ambos en la que ÉL y yo fuéramos algo más que dos personas que se tumban en una cama para compartir sueños en la madrugada de forma completamente inconsciente. Le admiro, porque ÉL ha sido capaz de enseñarme a ser feliz más allá del oficio de contar cosas. ÉL supo ser paciente y aplazar su talento y, a pesar de todo, sonríe cada mañana antes de ir a trabajar en algo que no es de lo suyo.
Renunciar a todo para ser feliz lo hizo también Eva. Ella abandonó su trabajo en Madrid, bien remunerado y aparentemente importante, por una vida tranquila en Albacete junto a su novio y su hija.
Dicen que la felicidad no es un cielo permanente y que es estar contento con lo que se hace en cada momento. Rindo mis respetos a todos aquellos que saben lo que tienen que hacer en cada instante y a los que no, admiro a los que son capaces de renunciar a algo por compartir, por amar a algo o a alguien que no sean ellos mismos.

1 comentario:

EL dijo...

Eres mala....casi me pongo a llorar...Muchas gracias, wapa, eres grande. TQ.