lunes, agosto 07, 2006

MI ÚLTIMA NOCHE CON GODAI
Creo que a pesar de todo hablamos el mismo idioma...


Hace poco ÉL decidió presentarme a uno de sus mejores amigos. Su nombre es Yusaku Godai, es estudiante universitario y vive en la Maison Ikkoku (Japón), un lugar bastante particular. Cuando le conocí, me comentó que estaba pilladísimo por su casera, una tal Kyoko Otonashi. Aluciné cuando me habló de sus compañeros de edificio. ¡Los inquilinos que viven allí están como una regadera!. Imaginense: una madre borrachuza y gorda (Ichinose), un voyeur que se dedica a hacer nada (Yotsuya)- Godai me confesó que de vez en cuando se introduce en su cuarto para robarle tallarines-;una especie de chica bom bom que se pasea por el edificio medio desnuda (Akemi). En medio de esto, el fantasma de Soichiro y el perro de Kyoko que lleva el mismo nombre... En fin, un lio... ¡Pobre Godai!

¿Nunca han pensado que los enamorados somos increíblemente ridículos? Digo "somos", porque todavía recuerdo la noche en la que Godai y la que escribe intentaron responder a esta pregunta... Acabamos fatal. Estuvimos tomándonos unas copas cerca de Bernabeu. Empezamos con unas cervezas en una tasca, luego pasamos a los cubatas en el Flint... Godai estaba entregadísimo a la fiesta, tanto que me fui al baño y a mi regreso le encontré bailando regueton descamisado. ¡Como son estos japoneses! ¡No saben beber! ¿Y ahora que hago?, me dije mientras obervaba como mi joven amigo se partía el pecho en la pista dando vueltas como una peonza intentando imitar a Ricky Martin y cantando: "Enamorateeeee, enamorameeee". ¡Se lo estaba pasando genial! Así que decidí unirme a él, me tomé cinco vodkas más e igualé su estado etilíco.

A eso de las tres de la mañana estábamos echos papilla. No éramos capaces de mantenernos en pie. Cerraron el bareto y Godai y la que escribe comenzaron a canturrear por las calles a pleno pulmón: "Kanashii haato wa moete-iru wa daite daite daite Fire love, kanashii haato wa moete-iru wa yakete yakete yakete Fire love"...
-S: ¡Godai, te has vuelto loco! ¡Vamos a despertar a medio Madrid!
-G: Saigo no doraibu no yoru ni yosoyuki no koe wasure sayonara o itta suiheisen mitsumeteeee.

Hacía un calor de morirse, Godai estaba descamisado y yo estaba a punto de mandar al cuerno mis zapatos cuando me dijo:
- Voy a llamar a Kyoko y voy a decirla que la amo de una vez por todas. Maldito Soichiro... -refunfuñaba- Yo soy mejor.

Dicen que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad... Y yo también quería sincerarme.

-S: ¿Sabes que te digo Godai? Que voy a hacer lo mismo con Javi. ¡Voy a confesarle mi amor!

¿Nunca han pensado que los enamorados somos increíblemente ridículos? Aquella noche, delante del estadio Santiago Bernabeu a rebosar de gente, un japonés y una española decidieron sacar a relucir sus verdaderos sentimientos. Ambos se miraron respectivamente, sonrieron de forma complice, sacaron sus móviles del bolsillo y marcaron el número de sus respectivas parejas. Todavía recuerdo lo sucedido. Godai y yo frente a frente. Él no paraba de berrear: "Kyooookoooo te quieroooooooo", mientras yo miraba al cielo con los ojos brillantes gritando: "Javiiiiii te quieroooooooo. Espero que siempre... Ojalá.... Felizzz cumpleañossssss ¡'¡¡¡¡¡".

3 comentarios:

Garci dijo...

Menudo show!!!!!!
Para veros visto a los dos, jejejeje.
Me encanta como disfrutas de tus noches madrileñas en compañia de esta gente tan diversa que cuentas en cada capitulo de tu vida.
Quien estuviera alli ahora mismo para montarnos otra fiesta asi.
Abrazos, besos, cuidate y saludos de tu amigo Fran que no te olvida
molts petonets :P

Garci dijo...

Ahhhh otra cosa que se me olvidaba!!
Feliz cumpleaños Javi o puedo decirte (EL)? jejeje, espero que sea el mejor dia de tu vida y que te regalen muchas cosas, jajjaja
Abrazos, cuidate y saludos de mi parte.
Ya nos veremos ...

Rubenatrix dijo...

Primaaaaaa. Lo acabo de leer, no se hasta donde llega la ficción y hasta donde la realidad. Pero es cachondísimo.FELICIDADES JAVI.Espero conocerte pronto.;)