sábado, julio 29, 2006

JUGAR CON LAS SOMBRAS DEL PASADO
Quisiera ser la que fui y no una sombra tras de ti...

Esta sobremesa he estado hablando con mi amigo David y recordamos juntos la conversación que tuvimos hace tres meses. Me dijo que las cosas con su chica iban mal, que lo dejaron hace 8 meses, que no quiere volver con ella; pero que no puede olvidarla. Me quedé callada y tras pensarlo mucho le dije: "¿Sabes cual es el error más frecuente en el ser humano? Equivocarse".

Parece que no, pero hasta los que parece que no sentimos ni padecemos hemos llorado en más de una ocasión por una relación fallida. Y mucho. Siempre lo he dicho: Las personas valen más por lo que callan que por lo que cuentan. Pero... ¿De que vale equivocarse si no aprendes de ello?

Nunca se puede empezar una relación sin haber superado la anterior. De lo contrario, puede peligrar el presente y el pasado se puede convertir en el más amargo de los futuros. Esta tarde le comenté el tema de mi columna mi gran amigo John. Le planteé la siguiente cuestión: ¿Es positivo o negativo jugar con las sombras del pasado? Él me contestó que es necesario, en el caso de que esa "sombra" no esté aparcada en nuestra mente, sino que de vueltas constantemente por la cabeza y nos preguntemos: "¿Que podría haber sido de esta chica/o si ...? ¿Es mi amante? ¿Podría haber sido mi novia? ¿Y si lo intentara...?". Es lo que yo llamo cuentas pendientes, son peligrosas; pero hay que saldarlas.

Hay que clasificar a las sombras para lograr que se queden quietas en nuestra mente y no interfieran en nuestro presente. El caso de David era claro, solo le faltaba verlo. Sabía en el fondo de su ser que Mónica no era la mujer de su vida, aunque creía firmemente en ello cuando estaba con ella. Discutían, vivieron una relación intensa, compartieron muchas cosas... Hoy, después de comer, me contaba como lo superó: "Me pasé meses hablando con ella tras cortar. Un día me levanté de la cama, me miré al espejo y empecé a valorarme. Me quedé solo y descubrí que no me quedaba nada por descubrir de Mónica. Ya sabía lo que había y no me gustaba por mucho que me jodiera". Cuando tomábamos café le llamó una tal Ana y tras colgarla me dijo: "No me merecía todo aquello que para mi era normal. Mónica siempre será una parte de mi vida, pero es pasado y eso será. Ya no hablamos. ¿Para que? Ya se lo que hay. Se va a quedar en mi mente, en ningún sitio más. No quiero cagarla con Ana, no se lo merece. Yo tampoco". No me quedó otra que sonreir, alegrarme por David y darle las gracias por haber sido justo con Ana.

Hace poco yo también terminé de clasificar mis sombras. Había unas cuantas. Pero una sobretodo me atormentaba, aparecía una y otra vez. ¿De que servía mantenerla ahí? YA SE LO QUE HAY. Así que la aparqué definitivamente en un rincón cuando me enamoré de EL. Las sombras, son eso: Sombras. A no ser que ustedes quieran que se conviertan en otra cosa... Salden sus cuentas,no se queden nunca con las ganas, descubranlo todo, sufran... Llenense. ¡Jueguen con las sombrasdel pasado! ¡ Diviértanse! Pero asuman el riesgo: Pueden perder su presente. Reconozco que me encanta arriesgar, pero siempre lo hago por cosas que merecen la pena.

8 comentarios:

Dave dijo...

Acabo de leerlo y solo puedo darte las gracias. Por el almuerzo tan agradable de hoy y por como te comportaste conmigo cuando lo dejé con Mon. Una de las cosas que más me gustan de ti es tu transparencia y creo que todo te va a ir bien porque has sido completamente honesta y has mandado todo lo de antes a la mierda. ¡Con dos cojones! En serio, niña, sabes más de lo que parece. Me encantaría descubrir lo que callas, te lo he dicho esta tarde,pero por lo que veo te hizo aprender. Es cierto, estás curtida en mil batallas... Aunque te empeñes en decir lo contrario. Sabes querer de forma limpia. Hay tipas que no maduran ni a la de tres... Y tú... En fin, amiga, te agradezco lo de hoy, espero que nunca cargues con sombras de otro, habría que ser imbécil... Yo lo hice y casi pierdo a Ana por rayao y por gilipollas. No quiero revolver tu mierda, pero te voy a pedir una cosa: Me encantaría que colgaras el diálogo final de tu novela. Me hizo pensar bastante. Gracias, tia.

Anónimo dijo...

Me encantan tus indirectas, tranquila, ya desaparezco.

Kmelot dijo...

En mi modesta opinión, creo que cuando terminas una relación la terminas, puedes hacerlo de modo, más o menos cordial, pero se acaba. A mi me pasó como a David, y reconozco que no todas las mujeres son iguales. Es complicado encontrar a aquella que nosotros queremos, pero si nos conformamos con cualquier cosa si que no la vamos a encontrar. Cuando empiezas algo debes de hacerlo desde 0, con el papel en blanco. Es lo más noble.

Eva dijo...

Buen tema este... Y al respecto solo tengo que añadir que a mi me gusta sentirme unica. En el momento que no lo sienta con todo el dolor le diría ciao. Una cosa es que tenga amigas y otra muy diferente es que de algún modo siga enganchado a una ex. Ya te vale David, casi la fastidias.

Erika dijo...

Vuelve la polémica al blog! No hay nada de malo en hablar con los ex, siempre que sea de vez en cuando y no de forma periódica. La putada es cuando estás con alguien y le ocultas que sigues hablando con el EX, la warrada es cuando tu pibe tiene todavía su foto colgada en la pared, su contacto en el msn, mensajes en el movil y correos electrónicos. Eso jode, y lo digo por experiencia. Apoyo lo de Kmelot papel en blanco= nobleza.

Sarah dijo...

Jop, la que se ha montado aquí... Madrecita... Solo quiero añadir una última reflexión: Hay que confiar en el otro, pero ante todo hay que valorarse a uno mismo. Allá va el trocito de "De piel para adentro". Ah! Tranquilo, David, no revuelves mi mierda. Mierda superada. ;P Juas. Ahí va eso:
"Al amanecer, tomé un taxi camino al Ritz. Nada más verle, empecé a tiritar de los nervios. Nunca había fumado tanto sentada en aquellas sillas. Él seguía mirándome como antaño y tras ponernos al día de nuestras respectivas vidas, se levantó y me dio un beso en la frente.
- Cuídame mucho, como tú sabes- inquirió Andrew.
- Quién sabe si nos volveremos a ver, si la vida nos vuelve a cruzar… Nunca se sabe… - añadí-.
- Hay muchas vidas… ¿Puedo pedirte una cosa? -dijo sonriendo.
- Lo que quieras.
- Hazme protagonista de uno de los relatos que escribes.
- Prometido – respondí con firmeza.
- ¿Por qué me dejaste?- añadió.

De repente sonreí desde lo más profundo del alma, y le contesté:
- Porque lo mejor está por llegar."

Garci dijo...

wenas, hacia tiempo ke no respondia ya, pero ke sepas ke sigo leyendolos todos
aunke ahora mismo no sea mi verano y este enclaustrado como un perro....
pero eso es otro tema....
Yo solo puedo decir una cosa ke me dijo mi gran amiga Nayra de Gran Canaria y es esto
"La relación más difícil, emocionante y significativa ... es la que tienes contigo mismo"
Abrazos, besos, cuidate y saludos muackssssssss

Dave dijo...

Gracias, niña. Te lo he dicho muchas veces, pero a pesar de hablar mucho, eres un misterio. Me encantaría hacerte una entrevista.