domingo, noviembre 05, 2006

UN BUEN AÑO
Cada cosa madura a su tiempo...

El jueves por la noche recibí un e-mail de un amigo que decía lo siguiente: "Tienes que ver la última peli de Ridley Scott y Rusell Crowe que lleva por título Un buen año". Y así lo hice. El viernes por la noche dejé de lado mis ansias de dramas políticos para ir a ver aquel filme. Se pagan las luces y comienza la historia. Les cuento: Un experto en inversiones que vive en Londres Max Skinnery cuya vida es un constante ir y venir sin parar, un día viaja hasta la Provenza para vender un pequeño viñedo que ha heredado de su tío que acababa de morir. Max se embarca de mala gana en lo que, a la postre, resultará ser un nuevo y estimulante capítulo en su vida, cuando empiece a darse cuenta de que merece la pena disfrutar la existencia.

Al salir del cine, estuve mucho tiempo pensando en las decisiones que había tomado en los últimos meses. Ya no me mato por currar 10 horas por mucho que me guste. Ya no. Ya no me dejo la piel por dinero.Ya no. El dinero es un medio para conseguir un fin: sobrevivir,no es mi vida. Imagínense lo siguiente: Se pasan el día trabajando y deciden ahorrar dinero para tener un precioso cuadro de Picasso y cuando por fin lo compran, lo meten en una caja fuerte. Si pasan horas y horas en el tajo ¿Cuando lo ven? ¿De que les sirve tenerlo? Las cosas en general son igual, pero no todos se dan cuenta al mismo tiempo de lo que realmente vale la pena gastar nuestro tiempo. Con los años me he dado cuenta de que en el juego de toma y daca que nos ha impuesto la sociedad el que entra siempre sale perjudicado. Primero empiezas haciendo lo que te gusta, luego ganas dinero y después quieres ganar más. Apuestas y apuestas... En juego están tu familia, tu vida personal, tu novio, tu hijo, tus amigos... Y cuando llega la hora de la verdad y el juego te acaba cansando, caes en la cuenta de que el único que ha perdido eres tú.

Y hora... Qué me dicen... El dinero o sus vidas ¿Qué prefieren?

2 comentarios:

kmelot dijo...

Bueno tía, chápó por ti. Me hizo muchísima ilusión verte el sábado como disfrutas con lo que haces y permaneciendo con la cabeza sobre tus hombros. En serio, a muchos nos dejastes pasmadisimos. Es un rogullo conocer a una tipa como tú. Me encanta admirarte, Sarita.

Un profe dijo...

ya no escribes tan amenudo, bribona! estoy orgullosísimo de ti. te lo dije en su día "si buscas, no encuentras" disfruta de lo que haces, aprende todo lo que puedas de todo, empapate de mil conocimientos que no sabías ni que existían. Todos sabemos lo que te gusta, pero no te encasilles y vive. Mientras llega tu momento, no lo esperes, aprende fotografía creatividad, masajes, suajili o lo que sea. abrete puertas, pero no las cierres nunca obcecándote en algo que a la larga puede hacerte daño. Vive, Sara, y que ninguna falsa ilusión por muy tuya que sea te impida disfrutar de tu novio, de tus amigos o de tu abuelo (que decía que hacía años que no salía contigo).

Me encantó disfrutar contigo y con los compañeros el jueves. Haz de tus sueños una realidad disfrutando de lo importante. Yo arruiné muchas cosas en mi vida por jugar, y perdí muchisimo. De corazón te digo, que tienes mucha suerte. cada uno madura a su tiempo y tú llevas mucho terreno ganado. Mujer orquesta, inquieta, humilde y persona. Un abrazo.